lunes, 3 de agosto de 2009

Pilares del Islam: el Zaqat o limosna

Bismilahir Rahmanir Rahim, Alhamdulilahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulillah (s.a.w.) En el nombre de Allah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Allah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.).

Otro pilar fundamental del Islam es el zaqat o la Limosna. Sin duda, el sentido de Limosna se queda corto a la hora de traducir la palabra Zaqat.

En árabe, su primer significado es purificación. Como el tercer pilar del Islam y en este primer sentido que se desprende, el Zaqat sirve para purificar los bienes legales que se han adquirido. El verso siguiente lo expone claramente:

Sura 92, Verso 18
...quien da sus bienes para purificarse.

La limosna es una obligación para todo musulmán y musulmana que cuenta con los medios para ello.

El Corán es muy claro a este respecto:


Sura 9, Verso 103




Extrae de sus bienes una limosna por la que los purifiques y bendigas y pide por ellos. Tu oración es una quietud para ellos. Y Allah es El que Todo lo Oye, El Omnisciente.

¿Quién puede beneficiarse de dicha limosna?

El Sagrado Corán nos informa cláramente en la Sura 9, verso 60:


Las limosnas están destinadas: a los pobres y necesitados, a quienes están encargados de recogerlas y distribuirlas, al converso, a la manumisión de esclavos, a aquellos sobre los que pesan deudas, al camino de Allah y al viajero. Ese es el orden determinado por Allah. Él es El que sabe, El Justo.

Por tanto, los objetivo de el Zaqat son:

1) Purificar el alma humana de la avaricia, la codicia y la avidez.

2) Ayudar a los pobres y a los desfavorecidos. El Zaqat contribuye al equilibrio social y entraña una fabulosa obra cívica.

3) Limitar que la concentración de la riqueza se concentre en unas pocas manos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario